¿buscas algo?

Translate to...

miércoles, 29 de abril de 2015

Curso Patchwork. Lección 3. Telas

Buenos días!!

qué tal lo llevas? todo claro hasta ahora? Perfecto! Hoy te voy a hablar de la reina del patch:









Vamos a distinguir dos grandes bloques en esta entrada, por un lado veremos la tela por metros (yardage) y por el otro las telas precortadas (percuts), pero antes unos datos de interés:

En patchwork usamos sólo tela 100% algodón.

Y ya está, punto pelota, jajajaj. Nooooo, eso es lo que verás en muchos blogs y páginas de patchwork tradicional, y claro que es lo más recomendable, pero no es la única opción. Para entender un poco mejor este arte, hay que saber un poquillo de la historia del Patchwork, no te asustes, que la Historia y yo no nos llevamos bien, así que te daré sólo unas pinceladas..

- No es un arte que provenga de EEUU, aunque sí fue su máximo impulsor, hay datos que demuestran que en el antiguo Egipto ya usaban técnicas de patchwork para sus trabajos, aunque posiblemente ellos lo llamaran "jamarajama o ramajajamama", o como fuese, no he visto constancia de los nombres que usaban ;)

- A América llegó hace unos 150 años, de la mano de los ingleses y escoceses, y fue allí donde cobró importancia. En un principio, las telas importadas (en aquella época por allí no tenían estos tipos de tejidos) eran carísimas, y la gente no podía permitirse el lujo de gastar el poco dinero que tenía en comprar materiales, así que lo que hacía era aprovechar los restos de las ropas que se habían roto, los iban guardando y cuando tenían suficientes las cosían entre ellas para hacer una pieza de tela grande, de ahí el nombre de patch-work, literalmente "trabajo de parches". Luego ponían una capa que les diera el calor que necesitaban, y lo sujetaban con otra parte de tela para que no se deshiciera, y así es como nació el Sandwich, aunque por aquella época ellos lo llamaban "Whole-clothesquilts", mantas "todo-de-ropas", tiene sentido, verdad?

Por eso te digo que no es estrictamente necesario que la tela sea 100% algodón, y aún así seguimos siendo fieles a la filosofía patch, no veo a un colono del siglo XVIII seleccionando telas sólo por su composición, no? 

Dentro de la historia del patch, merece una mención especial el que hacían y siguen haciendo los Amish (y llevan desde 1800 haciéndolo, ahí es nada, y siguen tal cual), por si no los conoces, son esa comunidad que vive en grupos aislados del exterior, se resisten a la tecnología y siguen una vida simple y sencilla, para no extenderme demasiado, y tienen unas manos y un arte para el patchwork que es una maravilla... Te doy varios ejemplos de trabajos hechos por Amish, que si te animas puedes comprar por un precio razonable, ya te diré..

Todo está hecho a mano,  desde el "piecing o armado de la colcha", algunas veces sobre el suelo...
Foto: Google "floor quilting"
hasta el acolchado, en una silla y siempre al lado de una ventana
Foto: Amishhandquilting.com
y bueno, obtienen resultados tan espectaculares como este. Por si te animas, los Amish venden sus productos por internet (ehm sí, lo sé, yo tampoco lo entiendo, se resisten a las nuevas tecnologías y las prohíben, pero venden por internet...)
 esta colcha en concreto es para cama de matrimonio y ronda los 1.100€, sin envío claro. ¿ves los corazones bordados en el acolchado? es que es una maravilla...

Foto: www.amishcountrylanes.com

Una vez tenemos claro que no es imprescindible que la tela sea 100% algodón y el por qué, vamos al lío. ¿Preparada?








Es importante que sepas que la medida de la tela, el ancho para ser más precisos, te dirá de dónde es la tela, y así evitamos que te den gato por liebre!

- Telas nacionales: suelen tener un ancho de 110 -115 cm
- Telas americanas: ancho de 110-115 cm
- Telas especiales para traseras de colchas/quilts: 270cm

Así que si te venden una tela de 140 cm de ancho y te la quieren cobrar como si fuera de importación... OJO!! no pagues churros por merinas!







Las telas de patchwork normalmente vienen enrolladas sobre unos rectángulos de cartón/plástico, y vienen dobladas a la mitad, a un lado del rollo verás el doblez y al otro verás el orillo.

Foto: imgarcade.com
El orillo es el borde de la tela a lo ancho, es decir, es el remate de la tela que queda a ambos lados. Normalmente suele venir impreso con varios datos muy útiles:


Como ves, en el borde (a mi la palabra orillo me suena rara, porque aquí no se usa, así que lo llamaré sólo borde o selvedge) tienes el nombre de la tela, el diseñador, fabricante, a veces la composición y una serie de puntitos, que es la referencia de colores usada en la tela. Estos bordes normalmente se cortan y se tiran, pero ahí va la lección más importante de todas...

"No tires nada, salvo los recortes que sean muy, muy pequeños!" 

El borde de la tela tiene un centímetro, aprox, pero con ellos se pueden hacer proyectos muy monos, desde neceseres hasta colchas!

Foto: quiltviews.com

Foto: Sew Delicious
Foto: Ifollowpics.com




















En España todavía nos son muy conocidas, en EEUU son las protagonistas de cualquier tienda de patch (al menos de las que he visitado online, jajajaj)

¿Qué es un precut o tela precortada? pues una tela que viene ya cortada, no tiene mucha ciencia, no se complicaron mucho con el nombre, eh? ;)

La característica común es que vienen cortadas con los bordes en zigzag o cortadas a láser, así no se deshilachan, y los paquetes pueden ser "Solids", sólidos, de un solo color, o "Bundle", mezclados, donde encontrarás una serie de pedacitos que ya combinan entre sí, porque pertenecen todos a una misma colección, así que te evitas tener que pensar si quedarán bien o no.

¿Ventajas? Vienen perfectamente cortados, así que te ahorran mucho tiempo y al final también dinero, porque evitas malgastar telas al cortar. ¿Inconvenientes? algunas son algo difíciles de encontrar, y aún son un poco caros.

Tipos de telas precortadas:

1.- Charm Pack: trozos cuadrados de 12,5x12,5cm

Foto: Mccallsquilting.com

2.- Mini Charm Pack: trozos cuadrados de 5x5 cm

Foto: Thefabricfrieze.co.uk
3.- FQ: Fat Quarter: es el más conocido por ahora en España, los fat quarters son literalmente un cuarto de metro de la tela:


4. Jelly Roll: rollos de tiras de 6x110cm, normalmente, los puedes encontrar más finos o más anchos, y normalmente vienen unas 40 tiras.
Foto:Missouristarquiltco.com

5. Layer Cake: cuadrados de tela de 25x25cm

Foto: Eclecticmaker.co.uk

6. Honeycomb: hexágonos de 15,24cm

Foto: cottonway.blogspot.com

7. Bundles: son paquetes compuestos de varios Fat Quarters, los puedes encontrar más grandes (de 25, 30, 60.. FQ) o pequeños, de 3,5 ó 10.
Foto: Missouristarquiltcompany.com

8. Turnovers: triángulos precortados

Foto: manchesterquilters.com

9. Fat Eights: es la mitad de un fat quarter, miden 23x55cm, en la foto puedes verlo comparado con un fat quarter
foto: Sewmucheasier.com
y por último, los Jolly Bars, que son unos rectángulos que venden en exclusiva en Fat Quarter Shop

Foto: FatQuartershop.com

Bueno, ahora que ya conoces un poco más cómo es la tela que usamos en patch y los tipos de precortados... la pregunta del millón:

¿lavo mi tela antes de usarla?

Pues aquí también depende un poco de cada uno, de tus gustos, del proyecto que vayas a hacer y de la combinación de colores que vayas a usar. Si vas a combinar colores claros y oscuros (un trabajo en blanco y negro, rojo y beige...), sí te recomendaría lavar al menos la tela más oscura, para evitar sorpresas en caso de que destiñan un poco. Lava, tiende (si puede ser que no le de el sol, mejor) y plancha, con cuidado y sin vapor para evitar que se deforme la trama.

Las telas vienen con unos productos químicos que hacen que se estabilice, que sea un poco más rígida que una vez lavada, y eso ayuda mucho a la costura, por lo menos a mi me gusta mucho más trabajar con la tela sin lavar. Si voy a hacer algo para bebé, lo que sí suelo hacer es lavar el proyecto una vez terminado, para verificar las costuras, la resistencia de colores y eliminar cualquier químico antes de entregarlo. 

También tienes que tener en cuenta qué clase de trabajo será, porque no lleva "el mismo trote" una colcha de cama que un tapiz para colgar en la pared, si yo cosiera un tapiz de pared, no lavaría las telas para que no perdieran su apresto, pero para colcha sí, porque será algo que deba llevar muchos lavados, y no me gustaría que después de mucho trabajo, resultase que el rojo desteñía un poco... 

Si quieres, puedes lavar tus telas y luego prepararlas con apresto (yo uso el de Mercadona y me va genial), y así vuelven a tener un poco más de cuerpo, pero sin químicos industriales.

En esto, como en todo, será cuestión de que vayas probando y viendo qué se adapta mejor a ti y a tu estilo.

Bueno, con esto llegamos al final de la clase de hoy, espero que te haya servido y que hayas aprendido al menos alguna cosita que no supieras, y vete preparando tu material, que la semana que viene empezamos ya a cortar telas!! 

Un besito,


Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips