¿buscas algo?

Translate to...

lunes, 1 de septiembre de 2014

¿Cómo abrir una tienda en Dawanda?


Hoy te traigo una post diferente, nada de manualidades, ni costura, ni logos ni imprimibles... 

Hoy quiero hablarte de Dawanda, ¿y por qué? porque estoy en un grupo de Facebook genial,  Emprendedores en Prácticas, donde intentamos ayudarnos unos a otros contando nuestras experiencias, y bueno, para explicar un poco cómo funciona (o cómo me funciona a mi) esto de Dawanda...

Primero te voy a contar un poco mi experiencia, y al final tendrás todos los enlaces juntitos, para que esto no sea un cacao.


Lo primero es lo primero. Qué es Dawanda?



Es una plataforma online que facilita la venta a artesanos y vendedores de material para los artesanos, pero ya verás que eso no es todo lo que te ofrecen... Abrir tu tienda es muy fácil, y tienes incluso un portal del vendedor, donde encuentras mucha ayuda. Yo decidí hacerlo "bien" y leerlo tooooodo antes de lanzarme, y lo que más me llamó la atención es que recalcan mucho el hecho de que te recomiendan que rellenes todos los campos referidos a legalidad (si tienes tu marca registrada, términos legales de tu tienda que has de redactarlos tú...), tarifas de envíos y política de devoluciones...  

Me armé de paciencia, de una libreta y un boli y ahí me puse unos días a redactar lo que quería que quedase claro en mi tienda, mis propios términos legales , mis tarifas, políticas de devolución, etc. Hay que tener especial cuidado con el aviso legal, y en especial con la protección de datos, ya que si la gente quiere contactar contigo tendrán que mandarte un mail... ¿qué vas a hacer tú luego con esos datos? conviene que lo aclares en tu aviso legal. (Las sanciones por incumplimiento de la Ley de Protección de datos son saladitas, de 600 a 60.000€! así que lee mucho y tómate tu tiempo para redactar un aviso legal correcto) 

Después te recomiendan que te internacionalices, o sea, que como mínimo, muestres tu tienda y tus artículos en otro idioma, preferentemente inglés, así que ... ahí me fui (de algo sirve haber estudiado turismo, jejejej) y la hice también en inglés y alemán. Un coñazo, vamos. Si no hablas idiomas, puedes optar por tirar del traductor de Mr. Google, que muchas veces acierta con las traducciones, aunque no siempre es fácil que la frase que quieres traducir  tenga sentido en el otro idioma...

Cómo abro la tienda?

Una vez que tengas claro qué quieres decir en tu tienda, qué fotos quieres poner y el estilo que le quieras dar, te toca teclear... En realidad es muy fácil, sólo tienes que ir rellenando los campos que te va pidiendo y en un ratito la tienes montada. Te recomiendo que en vez de en papel y boli, como hice yo, lo hagas en Word, y luego puedes copiar y pegar y eso que te ahorras!!

Te toca poner a trabajar un poco el ingenio y el diseño, para que te curres un banner que te guste y creas que llama la atención, un favicon (imagen en miniatura) y, por supuesto, un nombre! Al final de este artículo te dejo un link a un artículo de Dawanda con consejos para elegir un nombre.

También es de buena educación presentarse, como en todos lados, ¿no? Así que puedes poner una descripción breve sobre tu tienda, o larga, eso ya va a gusto de cada cual...


Cuánto cuesta abrir una tienda?

Es la ventaja de Dawanda frente a otras plataformas online; abrir tu tienda es gratis, y publicar tus productos también, ellos ganan dinero cuando tú lo ganas, y sólo te cobran un porcentaje sobre el precio de venta de tus artículos, una vez vendidos. Antes era un 5% del precio, pero hace unos meses lo subieron a un 10%. En Etsy, por ejemplo, te cobran un 3.5% sobre el precio de venta, pero sólo te sería rentable si tienes pocos productos, porque además de cobrarte ese porcentaje, sólo por publicar un producto tienes que pagar 0.20$ (trabajan en dólares).

Ya tengo mi tienda, y ahora qué?

Ahora es importante que hagas buenas fotos de tus productos, Dawanda también tiene tutoriales para eso, ya que es la cara de tus artículos. Piensa una cosa: si tú eres un comprador que está buscando algo concreto, ¿elegirías la tienda que tiene unas fotos monísimas, con sus productos bien colocaditos, enfocados, con luz correcta... o elegirías la tienda con las fotos de productos sobre la mesa de la cocina? pues eso mismo, tus compradores pensarían lo mismo.

Al introducir un artículo -tienes que hacerlo uno a uno-, te pide muchos datos; lógicamente, cuanto más completa esté la ficha de tu producto, mejor que mejor, porque das más información a tu cliente; los datos que puedes completar van desde la talla de la prenda (si es ropa), medidas, peso, materiales con que está hecho, proceso de elaboración, etc, etc...   Una vez lo tienes completo, puedes subir hasta 4 fotos de cada artículo, y puedes traducirlo a los idiomas que quieras, puedes usar el traductor que facilita Dawanda -no lo recomiendo- o currártelo y traducirlo tú mismo. He intentado usar el traductor y terminé borrando todo, porque las frases no tenían sentido, o incluso tenían el sentido contrario al que yo quería transmitir...

Tienes tienda? Tienes artículos? Hazte un escaparate!


En Dawanda tienes la opción de hacer tu propio escaparate, o lo que es lo mismo, una selección de los productos que quieras resaltar en tu tienda, se muestran de forma separada al resto, y puedes configurarlo como quieras. La verdad es que las tiendas con escaparates llaman más la atención.


Te resumo lo que hemos visto hasta ahora en una foto:




Y ahora qué?

Pues ahora te toca hacer publi, como todo negocio, a través de las redes sociales, de tu blog, si tienes, y dentro de la propia plataforma Dawanda, ya que también hay un apartado de foros y grupos, donde puedes presentarte, intercambiar impresiones y consejos...

Dawanda te da la opción de crear para tu blog un gadget "especial de Dawanda", lo puedes personalizar como tú quieras, incluyendo fotos de tus productos, sólo el logo... a tu gusto. 

Se vende?

Bueno, aquí sí que no sólo voy a contarte mi experiencia, porque decidirías no abrirla... Abrí en marzo y he vendido... ejem, 0 productos. Snif. Puedo pensar que las cosas que hago no gustan, y deprimirme, o puedo pensar que hay muchísimas otras empresas en Dawanda que se lo curran muchísimo más que yo, y que todo es cuestión de encontrar a ese primer cliente que te haga un pedido y que luego hable de ti. Los comienzos siempre son difíciles, además, tengo que reconocer que no he dedicado el tiempo que debería en Dawanda, porque me he centrado más en mi blog y en mis grupos de Facebook, así que tampoco puedo pedir peras al olmo.

 Esta gente lo tiene todo muy estudiado, y si son una de las mayores plataformas de venta online a nivel mundial, será porque los artesanos venden, ¿no crees? 

Puedo hacer promociones?

Sí, claro, puedes hacer tus propios periodos de rebajas, puedes ofrecer vales, códigos de descuento, envíos gratuitos a partir de un cierto importe de compra... puedes hacer lo que quieras. Dawanda también organiza promociones y rebajas en épocas determinadas, y tú como tienda puedes decidir si te adhieres o no, por ejemplo, al principio del verano hicieron la promo de verano, que consistía en poner tus artículos a la venta con un 12% de descuento. Se supone que al aceptar estar dentro de la promoción, Dawanda te hace más "visible", porque sales en los banners de anuncios, y esas cosas, pero bueno, realmente no sé si es así. Yo me he adherido a todas las promos que han salido publicadas y nunca he visto mi tienda en un banner, pero ya te digo, también puede ser porque tengo muy pocos artículos de momento, así que no es algo que tenga en cuenta negativamente. Sólo aprovecho las herramientas que ponen a mi alcance.

Te  recomendaría abrir una tienda en Dawanda?

Mi pregunta sería otra, ¿qué perderías por intentarlo? A lo mejor algún milloneti se enamora de tus productos y los compra todos! -cosa poco probable, seamos realistas-  O das con un nicho de mercado que no esté explorado y lo petas... Pero una cosa sí que te puedo asegurar, si no lo intentas no podrás tener éxito.

Bueno, esta ha sido mi breve explicación sobre mi experiencia en Dawanda. Ahora te dejo los links directos para que puedas investigar tú, por si quieres más información.


En Dawanda no todo es comprar y vender, que en el fondo sí que lo es, que para eso es un negocio, pero también ofrecen servicios añadidos, que puedes encontrar en su BLOG, entre ellos:




Me gustaría comentarte, para despedirme, que este post lo he preparado como te dije, para incluirlo en la página de Emprendedores en prácticas, no se trata de un post patrocinado por Dawanda, sólo es mi experiencia. Si quieres hacerme alguna pregunta, no dudes en escribirme un comentario y, si está en mi mano, intentaré responder a tus dudas. 

Espero que te haya sido útil!


Un besito!!
^_^


Image and video hosting by TinyPic
Blogging tips